Preparación de documentos en España

Preparación de documentos para su uso en España.

La necesidad de preparar documentos surge casi siempre cuando su relación con un país extranjero, en particular con España, va un poco más lejos que un viaje turístico ordinario con el fin de descansar y hacer turismo. ¿Planea comprar una propiedad, establecer una entidad jurídica, mudarse a un lugar permanente de residencia, reubicación temporal para continuar la educación y así sucesivamente?. En todos estos casos, se le exigirá que presente determinados documentos expedidos en otro país a las autoridades españolas, y para ello deberán estar especialmente preparados. Para empezar, vamos a definir la terminología – la legalización de los documentos es el procedimiento de su preparación para su posterior uso en ciertas operaciones jurídicas.

Legalización del documento.

Se trata de una serie de procedimientos formales para hacer legal el documento en el territorio de otro estado. El objetivo final del procedimiento de legalización de un documento es la posibilidad de someterlo a las autoridades de otro estado. Es importante destacar que la legalización de un documento se realiza siempre en el territorio del único país en el que se emitió. Esto significa que los documentos de un país solo pueden legalizarse en el país de origen. En general, existen dos tipos principales de legalización de documentos, la legalización consular y el sello “Apostilla”. Hablemos de ellos con más detalle:

Legalización consular.

Este es el procedimiento de legalización, incluyendo la certificación del documento en el Ministerio de Justicia, y luego en el consulado del país de destino en el país fuente de los documentos para la legalización. En este caso, el documento tendrá fuerza legal en el territorio de sólo el país cuya marca de consulado en él se encuentra. Teniendo en cuenta la complejidad y laboriosidad del procedimiento de legalización consular, el 5 de octubre de 1961, cada país firmó el Convenio de La Haya, suprimiendo el requisito de legalización consular e introduciendo el procedimiento de legalización simplificada, la imposición de un sello especial “Apostilla” La llamada “legalización simplificada” o “apostilización”.

Legalización simplificada.

Simplificada, se denomina asi este tipo de legalización porque, por un lado, la “apostilización” se lleva a cabo con la suficiente rapidez y sólo por una autoridad y, por otra parte, el documento adquiere fuerza legal en el territorio de todos los países que se han unido a La Convención de Haya. España también froma parte del Convenio de La Haya de 5 de octubre de 1961. Esto significa que para la ejecución de documentos para su posterior presentación a las autoridades españolas basta con poner el sello “Apostilla”. En la mayoría de los casos, el sello “Apostilla” se hace en una copia de los documentos, certificada por un notario o documentos expedidos por un notario. Al mismo tiempo, la “apostilización” es llevada a cabo por las autoridades sobre una base territorial – los documentos emitidos por notarios de una determinada región pueden ser “apostillados” sólo en el departamento de justicia de esa región. Típicamente, la duración de este procedimiento es de 3 a 10 días, dependiendo de la región. Además, el sello “Apostilla” se puede apostar a los documentos originales emitidos por diversos órganos estatales.

Para obtener información más detallada sobre la legalización de documentos, puede ponerse en contacto con las agencias gubernamentales pertinentes de su país, así como con agencias especializadas que proporcionan servicios de legalización de documentos.